Esqueletos de Barcos en el Mar:

Algas comoarbustos frenaban a los barcos y a veces los impedían navegar. Un mar sin viento y lleno de obstáculos que frenaban el avance de los buques. Al quedar los barcos prácticamente inmovilizados por las algas, ausencia de vientos y corrientes se producía el desastre. Pronto se cubrían de murgos, algas y vegetales que dificultaban aún más la navegación.

Como los barcos eran de madera, estos corrían el riesgo de ser infectados por los temidos gusanos barrenadores que poco a poco perforaban el casco con una infinidad de pequeños agujeros. Pasado un tiempo el resultado era un barco medio podrido tripulado por esqueletos de marineros muertos de hambre y sed.