Una Guerra Encubieta en el Mar, durante 200 años Inglaterra debilitó a España, sin declararle la guerra

Tras el desastre del intento de invadir Inglaterra con la Gran Armada, Gran Bretaña se sintió segura. Con las expediciones corsarias se enriqueció, a la vez que evitaba que el Oro llegara a las arcas de la Corona Española. Inglaterra cada vez mas rica, y España cada vez con más gasto por la necesidad de fortificar las colonias de americanas y mantener una marina de defensa de las costas.

Obligó a España a invertir ingentes cantidades de Oro, en las defensas de las Colonias de America. Se tuvieron que crear convoyes de escolta, para evitar la captura de los Galeones. Pronto hubo dos flotas defensivas permanentes : Una en el Caribe y otra en el sur de la Península Española, las cuales hacían las funciones de guardacostas.

Esta piratería limitó enormemente el tráfico maritimo entre América y España, por la inseguridad que provocaban los ataques constantes de corsarios y piratas. Las embarcaciones sólo se atrevían a viajar agrupadas en convoyes con protección militar dos veces al año.